19 de agosto de 2013

Desde la Campaña contra la Violencia Institucional sostenemos: ¡Fernando Carrera es inocente!

No nos sorprende el fallo que, por segunda vez, lo vuelve a condenar. Es una muestra más que el Poder Judicial hoy en día no está a la altura de lo que le demanda la historia. Y de la hipocresía que reina cuando mucho de sus integrantes, jueces y fiscales, dan cátedra en las Universidades. 
Nos hablan todo el tiempo del “IN DUBIO PRO REO”, es decir, ante la duda sobre la existencia de un hecho o sobre cómo ocurrió, según este principio esa duda debe jugar a favor de la persona acusada. No chamuyen más: en muchas fiscalías y juzgados se practica “IN DUBIO PRO CANA”: ante la duda, bancan la versión policial a rajatabla. 
Nos preocupa este caso que a pesar de tantas sentencias y fallos, aún no encuentra justicia. Pero también nos preocupa lo siguiente: ¿CUÁNTOS FERNANDO CARRERA HABRÁ EN NUESTRA PATRIA? Mientras el candidato de los monopolios desde el Delta promete SEGURIDAD poniendo cámaras de video para vigilar a nuestros pibes de los barrios más humildes (porque para él, ser pobre, ser laburante es sinónimo de chorro), ¿por qué no pide cámaras para vigilar lo qué ocurre en los juzgados y en las fiscalías? Porque para nosotros, no habrá seguridad democrática sin justicia democrática.

Ni un pibe menos.

CAMPAÑA NACIONAL CONTRA LA VIOLECIA INSTITUCIONAL

1 compañeros opinaron:

Romy Basso dijo...

Hola buenos dias, al igual que ustedes estoy indignado con este fallo y con la libertad que se mueven los corruptos. Me gustaria que organizen una marcha ustedes que tienen mas llegada a la gente para ver si podemos lograr la nulidad de este fallo.